jueves, 16 de febrero de 2017

El efecto del color en la conducta de los ninos

,


Se sabe que los diferentes colores influyen en nuestro estado anímico, con efectos tanto psicológicos como fisiológicos. Muchas veces, por moda o error cometemos gravísimos errores a la hora de escoger los colores de una habitación.
Kurt Goldstein fue uno de los pioneros de la terapia del color, a través de investigaciones que tenían como objetivo pacientes de parkinson en su mayoría.
De esta manera descubrió que, por ejemplo, el color rojo agudizaba sus síntomas, pero el color verde los calmaba. Además descubrió que el rojo y el amarillo mantenían a las personas en alerta mientras que el verde calma y relaja los músculos, dando tranquilidad.



COLORES PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA.

La profesora Ivette Castro de Vélez, certificada en la Terapia del Color y directora de Proyectos Especiales de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, indica que el color rojo es activador y excitante. Roja es la sangre y si utilizamos una luz roja se estimula el corazón y el sistema circulatorio. El verde, por ejemplo, es relajante, ofrece tranquilidad. Simboliza, además, el equilibrio y la armonía en los seres humanos. Facilita combatir el estrés y el insomnio, ya que tiene un efecto calmante. El amarillo pone a la persona más alerta y estimula el sistema nervioso. El azul es refrescante. Se relaciona con el océano y el cielo, y tiende a ser sedativo.

EL COLOR Y LOS SALONES DE CLASES

Los niños en edad de escuela primaria aman los colores brillantes. El rojo, naranja, verde, violeta complementan la naturaleza activa de los alumnos. Pintar una parte de las paredes con un acento de color brillante puede atraer la atención. De acuerdo con School of Planning and Management, los niños entre los cinco y ocho años no responden muy bien en un salón de clases pintado con colores opacos o pasteles, como lo harían en una habitación decorada con un esquema de colores cálidos y brillantes.



EL FRENTE DEL SALÓN

Muchos colores brillantes en un área pueden distraer al estudiante. Aunque deseas que el niño esté estimulado, también quieres que se concentre en ti mientras enseñas. Por eso, es recomendable pintar la pared donde se sitúa la docente de un color diferente al de las demás. Por ejemplo, si los laterales están pintados en color crema, pinta la pared de enseñanza de un color brillante como amarillo o naranja.




0 comentarios to “El efecto del color en la conducta de los ninos ”

Publicar un comentario

 

Seño Marita Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger Templates